Feliz Navidad 2016!

Feliz Navidad 2016!
Dedicado a toda la comunidad bloguera

FIGURA Y FONDO

FIGURA Y FONDO
mi último proyecto

FLIN EN LA LIBRETITA

...un personaje nacido de mi mano...

Cartas que no fueron enviadas

..quedan invitados a conocer el blog de Eduardo, mi papá (que sigue vivo desde sus letras)

LADY DARK

un relato ilustrado

Seguidores

jueves, 31 de agosto de 2017

ESTE JUEVES, CINCO ELEMENTOS Y UNA CELEBRACIÓN

Con bastante demora me sumo a la propuesta del amigo Demiurgo. Para leer todos los textos participantes, pasar por su blog.

Image result for alquimia quintaesencia


QUINTA ESENCIA

Ensayando antiguas fórmulas secretas para combinar los cuatro elementos fundamentales de la naturaleza –aire, agua, fuego y tierra- el alquimista vivía ensimismado examinando viejas anotaciones, experimentando con recetas magistrales propuestas por sus antecesores. Su meta era hallar la manera de armonizarlos en la justa proporción para arribar a la tan mentada quintaesencia, esa que los viejos filósofos emparentaban con la energía primordial de la vida, sustancia sutil de la que se compone el alma humana y que late en la profundidad de todo lo que existe en el universo.

Hasta el gran rey Salomón había buscado definir la extraordinaria naturaleza de ese éter fundamental que tantos sabios habían intentado reproducir sin éxito: “Quinto ser de una cosa mixta… Como un alma muy sutil extraída de su cuerpo y de la superfluidad de los cuatro elementos por una muy sutil y muy perfecta destilación, y por ese medio se espiritualiza, es decir, se vuelve muy espiritual, muy sutil, muy pura, como incorruptible, astral y celestial…”

Sabía que el quinto elemento resultaba ser la perfección misma, la piedra filosofal, el elixir de la vida que sólo es posible hallar una vez y al que se llega solamente encontrándose uno en el más alto estado de pureza, por lo que, con sumo cuidado y largo proceso de preparación buscó purificar su cuerpo y su espíritu estudiando y meditando, alejándose de todas las tentaciones mundanas. Con ese fin se aisló en lo más alto de una inexplorada montaña buscando mantener el ambiente adecuado para concentrarse.

Por años y años buscó infructuosamente la fórmula correcta pero nunca se dejó vencer por la desesperanza ni el desaliento, todo lo contrario, ante cada fracaso, lograba encontrar nuevamente la forma de hallar el entusiasmo para seguir intentándolo. A medida que avanzaba en sus experimentos, aumentaban su sabiduría y sus conocimientos, por lo que la ancianidad lo encontró en la plenitud de su potencial y talento.

Un buen día, casi sin darse cuenta, llegó el tan ansiado momento. Obtuvo el premio a tanta entrega y dedicación. Por breves momentos logró materializar ante sí la tan preciada sustancia, una porción completa de la energía esencial del universo en donde radica el sentido de la vida misma. Por fin alcanzaba el cenit del conocimiento.

El anciano celebró en silencio, llorando sus ojos y extendiendo los brazos al cielo pero sin posibilidad de emitir sonido alguno debido a su honda emoción. Tan intenso era su éxtasis que podía sentir su alma estallando de alegría, todo por lo que había luchado alcanzaba por fin su más íntimo significado.

Justo antes de dar su último suspiro logró garabatear entre sus papeles que había logrado aislar la quintaesencia no por haber mezclando los elementos de la naturaleza en la forma justa,  sino por haber purificado apropiadamente la alquimia de su propio corazón. 

26 comentarios:

El Demiurgo de Hurlingham dijo...

Un celebración, la del alquimista, al lograr el quinto elemento.
Buena idea, que inspiración. Me gustan las historias de alquimia, agradezco tu inspiración.
Y me gustó El quinto elemento, que película.
Gracias por participar.
Un abrazo.

Neogéminis Mónica Frau dijo...

Me alegra haber llegado a tiempo. Se te extrañaba por aquí. Hacía mucho que no pasabas 😊 (supongo que habrás estado con poco tiempo) Un abrazo

Ester dijo...

Que original modo de llegar al numero cinco, la alquimia siempre da juego pero hay que pensar en ella. Un aplauso y un abrazo

María Perlada dijo...

Qué bueno sentir ese éxtasis y emoción estallando su alma de alegría por todo lo que había luchado.

Besazos.

Neogéminis Mónica Frau dijo...

Me alegra que te haya gustado, Ester, muchas gracias 😁

Neogéminis Mónica Frau dijo...

Seguramente fue la manera de confirmar que tanta dedicación, valió la pena. Muchas gracias, María, por leer y comentar. Un abrazo

Campirela_ dijo...

Buenas tardes , sin duda alguna este relato te has centrado en él pq es muy bueno , me ha gustado leerlo un montón a parte pq en él encontrado cosas que ignoraba y eso es bueno siempre aprender leyendo y hoy he conseguido aprender no solo una cosa sino varias , gracias por ello y enhorabuena por tan buen relato y tan bien explicado .
Te deseo un feliz viernes un abrazo.

Neogéminis Mónica Frau dijo...

Muchas gracias, Campirela, me alegra que te haya resultado interesante. Un abrazo 😊

Pepe dijo...

Fíjate Mónica que hemos coincidido en esos cinco elementos esenciales, en mi caso les he dotado de alma de mujer, en forma de haikus, tú has buscado la quintaesencia de la mano de tu protagonista. Al final, la quintaesencia está dentro de nosotros, Hermosa historia la que has construido. Me ha encantado.
Un fuerte abrazo.

Neogéminis Mónica Frau dijo...

Me alegra que hayamos coincidido y que te haya gustado el relato, Pepe. Muchas gracias 😀

rosa_desastre dijo...

La alquimia de tus relatos siempre consiguen atraparme.
Un beso

Neogéminis Mónica Frau dijo...

Muy generoso comentario, Rosa, muchas gracias! Un 😘

Roxana B Rodriguez dijo...

¡Hola! Me gusta lo de la quinta esencia como parte de uno mismo, una reproducción del alma. qu satisfacción tuvo el alquimista al lograr su cometido aunque ya al final de sus días. Me encantó.

¡Un abrazo!

Neogéminis Mónica Frau dijo...

Muchas gracias, Roxana, me pone contenta que te haya gustado. Un abrazo

Tracy dijo...

Cómo le va a gustar a Demi tu regalo de cumplepleaños...!!!
A mí me encantó.mu

Neogéminis Mónica Frau dijo...

Muchas gracias, Tracy. Me alegra que así sea. Un abrazo

Esther Planelles Arráez dijo...

Siempre buscando fuera lo que ya está dentro de nosotros. Es un relato estupendo, un paradigma de la realidad humana.
Un abrazo, alquimista de la palabra.

Neogéminis Mónica Frau dijo...

Pero qué halagador y generoso comentario,Esther! Me siento honrada. Muchísimas gracias 😁

ibso dijo...

Me ha gustado esa búsqueda que al final tiene su recompensa, y la conclusión: la quintaesencia estaba en su corazón.
Un abrazo.

Neogéminis Mónica Frau dijo...

Me alegra que te haya gustado, Ibso, muchas gracias. Un abrazo

Anónimo dijo...

Que buen relato Neogeminis!!!
El alquimista logró crear el quinto elemento, y tu relato envuelve desde el inicio, nos adentras en sus investigaciones hasta dar con la creación!!
Tiempo sin pasar por tu casa... Encantada de leerte de nuevo guapa!!
Muakksss...

Mina :)

Neogéminis Mónica Frau dijo...

Muchísimas gracias, Mina. un placer tenerte por aquí.
Ojalá retomes tu actividad bloguera a buen ritmo.
Saludos jueveros

* dijo...

Los Cinco Elementos...
Y esta forma que tienes de narrar y hacernos ver lo que tú ves y es que, en realidad, somos eso, cinco esencias más unas cuantas más.

Un besazo.
Me alegra volver por aquí.
Mag

Neogéminis Mónica Frau dijo...

Muchas gracias, Mag, me alegra verte nuevamente por aquí 😁

Jorge Donato dijo...

Me pareció magnífica tu manera de narrar y llevar hasta el final la esencia de la escena de toda una vida de alquimia y sentimientos. Es muy posible que las metas estén dispuestas para que emprendamos un camino, y nos demos cuenta que la verdadera meta es el propio camino.
Un abrazo.

Neogéminis Mónica Frau dijo...

Coincido con ese presupuesto 😀 gracias x tí visita y comentario 😀

SÚMATE

Archivo del blog

RANKING DE ESTE BLOG SEGÚN WIKIO

Wikio – Top Blogs

BLOG REGISTRADO

IBSN: Internet Blog Serial Number 1-958-000-000